martes, mayo 24, 2016

Robo de Identidad y la falacia del Buró de Crédito.

* El contenido de este artículo refleja la opinión de su autor, y aunque está empleado en la industria de la ciberseguridad, no necesariamente el de la compañía para la cual trabaja.
* El autor es actual cliente de Buró de Crédito, con contrato de Alertas Buró Vigente.

Un servicio necesario para entrega de créditos

Si usted es mexicano y ha tramitado o desea tramitar algún crédito, sea este bancario, de una tienda departamental, automotriz o de algún servicio como teléfono o televisión de paga; es probable que haya escuchado hablar del Buró de Crédito.
El concepto detrás del Buró de Crédito (y su único competidor, Círculo de Crédito) es relativamente simple: cuando se inicia el trámite de un crédito, la entidad a quien se está solicitándolo (un banco, por ejemplo) puede consultar una base de datos central (un listado) donde toda persona que ha sido deudor se encuentra registrado junto a su historial crediticio. Esta gran base de datos es administrada por una entidad privada (En México: Buró de Crédito o Círculo de Crédito), que simplemente recibe y administra los registros de quiénes han solicitado crédito, cuándo, por qué monto y si están o no al corriente de sus pagos. Son las diferentes entidades que otorgan créditos quienes reportan a esta entidad central (con alguna periodicidad que no siempre es clara) esta Información, que a su vez es compartida con otras entidades que la solicitan para otorgar o no créditos, sirviendo entonces como una fuente para consultar la reputación financiera de uno.
La decisión de otorgar o no el crédito sigue correspondiendo a la entidad a quien se le ha hecho la solicitud del mismo (el banco, en nuestro ejemplo), quien usará para ello la información del historial crediticio del solicitante, así como información adicional que considere pertinente para evaluar su capacidad de pago y reducir así el riesgo de impago y por tanto de cartera vencida. Es por tanto, un servicio relevante para una economía donde el crédito es importante: a los solicitantes se les reducen los tiempos y costos para recibir un crédito, y entrega a quienes lo otorgan información mas precisa y confiable para tomar decisiones acertadas tanto en la autorización del crédito y sus condiciones (en particular montos y plazos). Un ganar-ganar para consumidores y empresas.

Buró de Crédito y los Consumidores

Además del servicio arriba descrito, que está orientado principalmente a otorgantes de créditos (Bancos y Empresas), tanto Buró de Crédito como Círculo de Crédito ofrecen también servicios a los consumidores. Es particularmente relevante el servicio de notificación cuando alguien consulta información sobre el historial de crédito individual, así como cuando se registran nuevos créditos.
Este servicio permite entonces tener la tranquilidad de que si alguien consulta información  sobre uno, dicha solicitud de información sea legítima: que uno la haya autorizado expresamente. Si se inscribe y otorga un nuevo crédito, que éste en realidad haya sido solicitado por el interesado y no sea apócrifo.
Buró de Crédito registra también con cada crédito nuevo el domicilio que fue usado en la solicitud, así como datos del empleo actual, empresa y dirección.  Cuando ocurren cambios o adiciones a estos datos, se informa al individuo mediante el servicio Alertas Buró sobre dichas alteraciones. Esto nuevamente permite evitar la comisión de fraudes mediante Robo de Identidad, un delito que a últimas fechas ha ido creciendo y en el que según datos púbicos (http://www.condusef.gob.mx/Revista/index.php/usuario-inteligente/consejos-de-seguridad/563-robo-de-identidad) México es puntero al ocupar el Octavo Lugar Mundial.
El Robo de Identidad ocurre cuando alguien obtiene de forma apócrifa información personal. Datos como fecha y/o lugar de nacimiento, CURP, RFC o hasta identificaciones y comprobantes de domicilio que permiten efectuar acciones a nombre de alguien mas. Acciones que van desde cobrar un cheque, hacer trámites ante gobierno, abrir cuentas de banco y… tramitar servicios y créditos. Dado que actualmente la tecnología permite la captura y transmisión de información de forma muy simple (piense que cualquiera puede tomar con su celular una foto de su credencial de elector o tarjeta de crédito, y transmitirla en segundos mediante correo electrónico o mensajería instantánea como WhatsApp), tomar precauciones para evitar ser víctima del Robo de Identidad no es menor. (Ver http://inicio.ifai.org.mx/nuevo/Guia%20Robo%20Identidad.pdf)
Todos estamos expuestos. A todos nos puede pasar. Y nos pasa…

La sorpresa de tener un crédito no solicitado

Yo contraté el Servicio de Alertas Buró en 2011. Entré a la página del Buró de Crédito, llené la solicitud, pagué en línea con tarjeta de crédito y listo. Con esto tuve derecho a cuatro “reportes de crédito especial” con el detalle exacto de los créditos en mi historial y recibir vía correo electrónico alertas cuando alguien consultaba mi historial, abría un nuevo crédito o cancelaba alguno existente, así como al añadir domicilios o empleos a mi expediente personal.
El servicio me funcionó bastante bien por 4 años. Hasta que algo falló. En Agosto de 2015 mi servicio de Alertas fue cancelado debido a errores en la página de Buró de Crédito que me impidieron renovar el servicio. Al pedir apoyo me solicitaron que enviara mis datos por e-mail (cosa que como Profesional de Seguridad de la información no haría) o les llamara por teléfono. Debido a un constante ritmo de viajes volví a intentar inscribirme al servicio solo hasta Noviembre (de 2015). Y… cuál no sería mi sorpresa el encontrar un nuevo crédito a mi nombre con la empresa DISH (proveedora de Televisión de Paga), contratado en agosto de 2014 con un domicilio en Nuevo León  (soy residente chilango-mexiquense, según la época del año) y con adeudos desde octubre de ese mismo año.
¿¿¿Qué??? Yo tenía Alertas Buró activo en Agosto de 2014. Había pasado mas de 1 año desde la apertura. Las preguntas vienen: ¿Por qué  Alertas Buró no me informó entonces? ¿Por qué me avisa hasta Noviembre de 2015?
Mi primera reacción fue solicitar una aclaración inmediatamente. Yo no pedí ese crédito, así que debe ser un error de alguien. Levanté la reclamación y 16 días posteriores recibí la respuesta: según la empresa DISH yo sí había pedido el crédito, pues en su sistema aparecía un registro con mis datos como “prueba” que yo había solicitado sus servicios.  Me mandaron un “pantallazo” de su sistema donde figuraba mi nombre, mi RFC y el domicilio en Nuevo León. Y eso les era suficiente para determinar que yo lo había solicitado, sin posibilidad de yo pedir mas explicaciones.
¿¿¿Qué??? Un “pantallazo” no es evidencia y cualquier profesional de la informática sabe que eso es falsificable. ¿Por qué no me mandaron copia del contrato con mi firma, como sucede cuando te clonan tu tarjeta y te mandan copia del voucher firmado por tí? ¿Qué identificación y comprobante de domicilio mostró el usurpador de mi nombre ante DISH, para poder contratar un servicio  a mi nombre, que le fue suficiente a quien lo otorgó?

La falacia detrás del Servicio de Alertas Buró

Soy un profesional que trabaja a diario con temas de CiberSeguridad. Decidí abordar el tópico de la manera mas procedural posible. En los meses subsecuentes hice seguimiento vía Telefónica y por Correo Electrónico. Documenté lo mejor posible mi caso, inclusive con algunas grabaciones. Después de varios meses, al momento no tengo nada que apunte a una resolución que elimine el crédito apócrifo con DISH, ni manera de saber si mi nombre ha sido usado para obtener créditos en otros lados.
Los funcionarios de la empresa DISH en repetidas ocasiones me dijeron que no podía ir a ninguna oficina a tratar de aclarar presencialmente mi asunto. Todo lo debía aclarar vía telefónica y vía correo electrónico . Después de pedirme datos (identificación, comprobante de domicilio y copia de mi Reporte de Crédito Especial de Buró de Crédito), los cuales a regañadientes envié tratando de avanzar mi trámite, solo he recibido largas por parte de ellos. Hablar con sus supervisores me ha servido de nada. Y en sus tiendas el personal que tienen (solo de ventas) me refieren al número de atención a clientes (NO soy su cliente, pero igual he ido por ahí) para regresar a donde mismo.
Los funcionarios de Buró de Crédito se han limitado a decirme que simplemente son administradores de mi información, pero que no pueden hacer nada en mi caso dado que DISH afirma que soy su cliente… sin mas pruebas que un pantallazo.
Al consultarles por qué Buró de Crédito no me avisó cuándo el crédito fue solicitado en 2014, a pesar de tener el servicio de Alertas vigente en ese entonces, después de mucho insistir de diferentes maneras declararon algo que yo no sabía y que es relevante en su uso: el Buró de Crédito solo puede emitir una Alerta cuando las entidades les avisan que alguien ha contratado  un crédito y/o se encuentra atrasado en pagos. Lo cual puede ser meses después del hecho. En pocas palabras, el servicio de Alertas Buró no funciona como esperaba.
O en palabras textuales de quien respondió mi cuestionamiento "el servicio de alertas le avisa por correo cualquier movimiento que exista en su historial para que usted este al tanto si dichos movimientos los reconoce por algún tramite previo que usted haya realizado, las modificaciones depende del momento en que los otorgantes de crédito lo reporten en nuestra base de datos." (sic)
Falsa sensación de seguridad es cuando uno piensa estar protegido, cuando en realidad no se está. El servicio de Alertas Buró es engañosamente promocionado como un servicio que notifica de la consulta, adición o alteración de información crediticia de forma inmediata. Y de hecho con los créditos legítimamente solicitados es así. Para los créditos apócrifos como el arriba referido, en mi caso tomó mas de un año en que fuera notificado. Quizá pudo haber sido mas.
Dicho de otra manera, alguien puede tomar mis datos, solicitar un crédito y yo puedo estar sin saberlo por tiempo indefinido (en mi caso mas de un año) a pesar de tener Alertas Buró contratado y vigente. Y cuando te das cuenta, puede ser ya demasiado tarde…
Concedido: en ningún lado el Buró de Crédito dice que las alertas son inmediatas (ésto se sobreentiende). Tampoco dice que pueden tomar hasta un año en aparecer, pero sí dice que ayuda a proteger contra el robo de identidad, lo cual bajo estas circunstancias no es cierto.

Conclusiones

La historia especifica motivo del artículo está al momento inconclusa, pero hay algunas conclusiones preliminares. La mas importante: el servicio Alertas Buró del Buró de Crédito no funciona como es promocionado. Y se debe tener cuidado.
Al momento de escribir esto, ni Buró de Crédito ni DISH han hecho eco a mi legítima solicitud de limpiar un crédito apócrifo que alguien mas solicitó en mi nombre, donde sus controles fallaron. Y no me ofrecen mecanismos para hacerlo mas que una reclamación que no procedió, a pesar ed ser legítima. En mi forma de ver las cosas: DISH falló al dar de alta un servicio sin hacer las validaciones de identidad correspondientes ni avisar de inmediato al Buró de Crédito para que su potencial cliente supiera que se había contratado un servicio. Buró de Crédito falla al no tener una periodicidad determinada (¿mensual? ¿bimestral? NO puede ser anual) con la cual solicite (¿exija?) a las entidades que le reportan la información crediticia que le permita ofrecer un servicio eficiente a sus clientes. Tanto empresariales como consumidores individuales. Y por tanto está ofreciendo a sus clientes una falsa sensación de seguridad: a sus clientes individuales al creer que serán notificados vía Alertas Buró cuando alguien use sus datos indebidamente. A sus clientes empresariales al ofrecerles información que potencialmente no está actualizada. Mal servicio por donde se vea.
Desconozco si atrás de esto hay alguna situación de falla estructural en los procesos. Desconozco si hay mala fe o dolo por parte de los funcionarios de alguna de esas dos instituciones. ¿Será que por esto no me permitían renovar automáticamente (vía página Web) el servicio de Alertas Buró? ¿Por qué DISH se tomó mas de 1 año en reportar un deudor que ya debía por varios meses consecutivos, cuando esto regularmente ocurre al primer mes de deuda? ¿Será que hay colusión de empleados de alguna de estas dos empresas con algún grupo que se dedica a estafar/defraudar a sus clientes actuales o potenciales? ¿Existe mala fe de Buró de Crédito al no informar a los consumidores de Alertas Buró que puede llevar hasta un año (quizá mas, dependiendo de cuándo las empresas reporten la información de deudores) avisarles de un potencial mal uso de sus datos?. Desconozco las respuestas. Pero sí se que en mi caso, hay por lo menos algo negligencia por parte de DISH y Buró de Crédito al no poder dar cauce a un reclamo legítimo.
Lo que sigue para mí es dar aviso a las autoridades correspondientes (CONDUSEF y quien proceda, segun encuentre el camino). Quizá sea la Segunda Parte de este Artículo.
Sobre Círculo de Crédito y sus servicios no puedo opinar, pues al momento no soy su cliente. Planeo inscribirme cuando me lo permita mi intenso trajín profesional. Pero sobre Buró de Crédito tome las palabras arriba vertidas como una advertencia .

¿Planea usted contratar o es cliente actual del Servicio de Alertas Buró o algún otro ofrecido por Buró de Crédito?  El servicio es recomendable y sigue siendo necesario. Y sería mucho mejor si funcionara según las expectativas, teniendo y proporcionando información actualizada. Pero por el momento no es confiable por las razones arriba expuestas, al punto que tenerlo o no tenerlo es para fines prácticos, lo mismo; pues la información que se ofrece puede no estar vigente y cuando uno se da cuenta, puede ser ya muy tarde para reaccionar. Ahí tiene usted una historia real. Considérelo.

jueves, marzo 28, 2013

Mi abuelita

Mi abuelita era indígena y de orígenes humildes. Mi abuelita me hizo gran parte de la persona que hoy soy con su carácter pero sobre todo con su ejemplo. Mi abuelita fue una gran mujer y una gran persona. Para mí eso describe por mucho por qué ella era importante en mi vida. Mi abuelita ya no está con nosotros. Murió el pasado enero y ha dejado un gran hueco en mi corazón.

En estos momentos siento una gran necesidad de tenerla cerca, acariciar su pelo y darle un beso en la frente. Como lo hacía siempre que la veia. No puedo porque ya se fue. Y no pude hacerlo con la frecuencia que hubiera querido porque hace ya 20 años que dejé la casa de mi madre, y son los mismos años que ya no la veia diariamente. Salí a perseguir mis sueños justo como ella me lo aconsejó, porque ella fue una gran impulsora de que saliera a hacer lo que quería hacer y que estudiara lo que yo quisiera y disfrutara. Salí a perseguir mis sueños y a cambio el precio fue no tener tan de cerca a personas que quería, quiero y son importantes para mi como mi abuelita y mi madre. Pero me quedan muchos recuerdos, vivencias y memorias de mi abuelita que no quisiera olvidar nunca y es por esto que los plasmo aquí. Es mi forma de rendirle un pequeño tributo por lo mucho que significó para mi.

La recuerdo como una mujer de apariencia adusta. Y en realidad tenía un carácter muy firme, pero fue eso lo que la impulsó siempre a salir adelante ante cualquier adversidad, que no fueron pocas en su vida. Nació en cuna humilde en un pueblo pequeño, y desde siempre tuvo que trabajar muy duro para salir adelante. Las historias que me han contado me hacen deducir que por ser bonita en su juventud se enamoró de ella el hijo del tendero del pueblo, quien en ese momento y por las circunstancias podía considerarse de "familia acomodada". Se unió a él y procrearon 3 hijos. Años mas tarde se separa (por razones que nunca entendí bien a bien) pero desde entonces tuvo que ponerse a trabajar para poder mantener a sus hijos. Solo a 2 de ellos porque uno se quedó al cuidado de los abuelos paternos, dado que la abuela (es decir, bisabuela mia) le había tomado mucho cariño y mi abuelita pensó que en su nueva condición no podría mantener a los tres. Así pues, regresó con sus padres y con ayuda de sus hermanos fue consiguiendo sacar adelante a sus hijos. No tenía ninguna instrucción pública y nunca aprendió a leer y a escribir. Trabajaba como criada en casa de familias mejor acomodadas cocinando, así como lavando y planchando ajeno. En temporadas también tuvo una cocina económica donde daba de comer a trabajadores que buscaban alguien que les cocinara rico y económico. Trabajó mucho y muy duro. Pero nunca renegó de su suerte y por encima de todo nunca se dio por vencida.

A pesar de ser clasificada como analfabeta, siempre supo el valor de la educación. Puso a estudiar a sus dos hijos (un tío y mi madre) con la esperanza de que ellos tuvieran un mejor futuro. Pero el destino le puso una prueba mas. Una de las tantas que habría de pasar. Mi tio, a sus 11 años, muere ahogado mientras nadaba en una poza con unas amistades. Dicen que sabía nadar muy bien, pero que posiblemente tuvo un calambre que hizo que ya no pudiera salir. A pesar de lo mucho que sufrió con este hecho mi abuelita no desistió y siguió adelante. Mi abuelita siempre fue muy fuerte ante las adversidades. Sus últimos años los pasó en silla de ruedas, pues le tuvieron que amputar una pierna producto de problemas de circulación causados por la diabetes que la aquejó por muchos años. Estuvo muchas veces en el hospital. Y siempre puso mucha fuerza para batallar en contra de lo que le aquejaba. Pero la insuficiencia renal y complicaciones derivadas de ella la vencieron finalmente.

Mi abuelita me enseñó muchas cosas con su proceder: siempre fue muy honesta, y a pesar de que por años la aquejó la pobreza jamás cayó en la tentación de tomar lo ajeno, a pesar de haber tenido oportunidad. Para ella era una falta muy grave tomar algo que no es propio. Siempre fue muy justa y ante todo ponía el sentido del deber ser enfrente de las situaciones, en lugar de sacar partido de alguna situación ventajosa para ella. Nunca abusó de nadie ni tomó ventaja de alguien que estaba en una situación mas desfavorable.  Siempre dio de comer al hambriento y de beber al sediento. Cuando la inseguridad no se había apoderado todavía de mi pueblo, la recuerdo ofreciendo agua y comida a los vendedores que pasaban por ahí. Aunque no los conociera. Los veía cansados y les preguntaba si no querían agua o comida. Alguna vez me confesó que lo hacía porque si el día de mañana yo o alguien de la familia lo necesitaba, ella quería que hubiera alguien que nos tendiera una mano. Siempre estuvo dispuesta a apoyar a los necesitados e intentaba visitar a los enfermos cuando podía. Me cuenta que cuando era mas joven, también visitaba a los presos para ofrecerles de comer, pues sabía que muchos de ellos estaban ahí injustamente y nadie les hacía caso. Ella que siempre tuvo poco, no dudaba en compartir lo poco que tenía con las personas que creía podían necesitar mas que ella.

Mi abuelita siempre guisó muy rico. Y siempre fue muy celosa de su cocina. Eso sí, no quería que yo me metiera a cocinar. "Los hombres no deben estar en la cocina" sentenciaba. Aunque mas de alguna vez me metía a intentar ayudarla para aprender un poco de sus artes culinarias. Mas adelante en mi vida, el haberla acompañado a cocinar me sirvió para pasar mucho mejor mi época de estudiante.Por lo mismo, siempre fue muy quisquillosa con la comida y no aceptaba cualquier cosa. Conquistar su paladar era una proeza nada fácil.

A mi abuelita le gustaba cuidar de su jardín y (debo decirlo) a punta de chanclazos mas de una vez educó mi carácter infantil rebelde cuando estropeaba sus plantas. Sus matas, como ella les decía cariñosamente. "Cuidadito vayas a estropear mis matas" era la advertencia suficiente para detener cualquier posible atentado en contra de su siempre cuidado, limpio y floreciente jardín. En sus últimos años le gustaba sentarse a contemplarlo, supongo pensando en lo delicioso que se siente el aroma del aire perfumado por las flores y la vista de la vida meciéndose entre el viento que suele soplar por las tardes en mi pueblo. Era lindo verla así. Era triste escucharla decir que no podía hacer por su jardín lo que regularmente hacía cuando las fuerzas y la salud estaban todavía con ella.

Mi abuelita era una gran conversadora. Le gustaba sentarse a platicar, y cualquier persona era buena para dedicarse al ping pong de frases que se iban entretejiendo en historias que de su boca tomaban la forma de una prosa educada. Tengo la certeza que si ella hubiera aprendido a escribir, hubiera podido ser una gran novelista. Por lo mismo, también era buena con la retórica y la dialéctica. Era muy buena para dar contra argumentos y convenir sus ideas de manera clara, concisa y directa. Y lo hacía muy bien. Me encantaba escucharla conversar. Y me encantaba oírla hablar en huasteco con mi bisabuelita.

Mi abuelita era de raíces indígenas. Creo que ya lo había dicho. Era indígena huasteca (tének) y sabía hablar huasteco. Lo hablaba con su madre, con sus hermanos y con alguna otra persona del pueblo que pasaba  a visitarla. A mí me gustaba escucharla y quería aprender. Pero ella nunca me quiso enseñar, pues decía que se le "enredaba la lengua" a las personas que hablan huasteco. Tal vez quería decir que con eso uno tomaba un acento mas "indígena", lo cual en el pueblo (pueblo al fin, no acostumbrado a la diversidad) causaba burlas. De grande quise aprender, pero siguió sin quererme enseñar. Hoy hablo fluidamente dos idiomas aparte del español y a medias otros tres, pero nada me llenaría de mas orgullo de poder por lo menos hacerme entender en huasteco  para las cosas mas básicas del día a día. Tenia la ilusión que algún día pudiera escaparme algunos meses, estar a su lado y entonces aprender huasteco. Ya no sucedió. Pero espero honrar su memoria aprendiéndolo y ayudando a difundirlo. Ahora es una meta de vida, y espero en Dios no morirme antes de hacerlo...

Mi abuelita era muy severa. Cuando se enojaba tenía un carácter explosivo. Creo que heredé su carácter en ese sentido. Era muy valiente y no temía a la obscuridad, ni a lo desconocido. Lo mismo salía a ver (machete en mano) a ver qué era el ruido extraño que había escuchado, que mataba los tlacuaches que merodeaban su gallinero, que mataba los pollos y guajolotes cuando la celebración ameritaba un mole o algún guiso especial con las aves de corral.

Por  su misma condición humilde, siempre fue sencilla en sus gustos. Nunca fue de excesos, aun cuando años mas tarde afortunadamente la situación ya era un poco mas desahogada. Sencilla en su vestir, en su aspecto, en sus gustos y en sus pertenencias. Sencilla, mas no por ello simple ni carente de gusto o del sentido de la decencia y la pulcritud. Para ella, el valor y la belleza de las personas no provenía de las ropas que vestían, ni del maquillaje, accesorios o joyas. El valor y la belleza de la personas provenía de los valores. Trató bien siempre a la gente que  como ella, era trabajadora. Siempre le tendió  la mano  a los necesitados y a quien pidiera su ayuda. Esas cosas no se enseñan: se aprenden con el ejemplo. Y es por eso que a la fecha yo valoro mucho la amistad de personas luchonas, trabajadoras, honestas y que ponen encima los valores por sobre cualquier otra vanalidad material. Por haber sido de cuna humilde siempre tuvo muy presente lo que sufre quien no tiene los medios para salir adelante. Sabía lo que es pasar hambre, no tener dinero para ir ver a un doctor o comprar medicinas. Y por eso tuvo siempre esa sensibilidad hacia ellos.Por eso hasta la fecha, no pasa día en que no pase por mi cabeza alguna forma de poder ayudar a los demás. Regalar una sonrisa. Regalar una moneda a quien en verdad lo necesita (y no a quien ha hecho de la mendicidad un negocio). Apoyar a quien en verdad está haciendo lo posible por salir adelante pero le hace falta una guía, un apoyo económico o moral. Porque siendo pobre se sufre, y mucho.Ella lo sabía y ayudaba a que otros no lo sintieran tanto.

Mi abuelita siempre fue muy ahorradora y ahorrativa. Nunca desperdiciaba nada. De niño siempre me pedía que me terminara la comida de mi plato. Ella me contó después que en su niñez, debido a su pobreza, muchas veces sus padres no comían por darles de comer a sus hijos (incluida ella) y que para cubrirse del frío lo hacían con plástico intercalada con sábanas, a falta de cobijas. Por eso también reusaban todo lo que podían y así reciclaban de todo para poder ahorrar unos pesos: vasos, recipientes, latas.  Todo lo que podía tener un segundo uso era aprovechado como enseres domésticos, macetas, contenedores o lo que fuera . Nunca fue desperdiciada (especialmente en la comida) y me inculcó lo mismo. Siempre era disfrutar hasta el último bocado, y guardar lo que quedaba para comerlo posteriormente. Pero nunca dejar que la comida se echara a perder. Para mi abuelita, desperdiciar comida (habiendo tanta gente que no la tenía) era pecado y delito al mismo tiempo. Y no lo toleraba.

Trató de ser siempre alegre. A pesar de tener un carácter serio, siempre trataba de sonreir. Aun en los momentos difíciles trataba de tener una sonrisa o encontrarle el lado cómico al asunto.Siempre tenía palabras de aliento para quien pasaba a visitarla. Recibía a cualquiera en su casa. Compartía lo poco que tenía y cuando no tenía mucho, entregaba su tiempo y su cariño. Cuando cocinaba algo especial siempre repartía entre familias y vecinos (costumbre comun en mi pueblo, que se ha ido perdiendo con las nuevas generaciones pero que ella mantenía viva). Pocas veces la ví llorar, pero cuando lo hacía, las lágrimas le brotaban del alma y eran tan sinceras como sentidas. Nunca la vi llorar en vano. Como nunca la vi jurar en vano. Como nunca la vi prometer algo que no pensara cumplir. Esa es otra cosa que me inculcó: ser fiel a la palabra, pues la palabra de uno tiene un valor tan alto que impacta el honor y el respeto que uno merece como persona y como individuo. Y como tal, no consideraba bueno prometer en vano: y nunca la  ví hacerlo.

Mi abuelita era muy recatada: según las normas de su época. en la casa nunca se decían malas palabras. No eran toleradas las personas alcoholizadas. Toleraba pero no consentía a las personas que fuman. Aborrecía los vicios de cualquier índole. Trataba de mantener siempre la pureza del cuerpo, las maneras y las costumbres. No le conocí vicios, mas allá de disfrutar (tal vez mas allá de lo debido) de las delicias de los dulces. De todo tipo y regularmente en mucha cantidad. Y tal vez por eso fue que le dio entrada a la villana que poco a poco le quitaría su salud y finalmente su vida: la diabetes.

Maniática de la limpieza y el orden. "Uno puede ser pobre, pero eso no quiere decir que uno sea cochino" sentenciaba al tiempo que sacudía con su escoba el polvo del piso o limpiaba algún mueble. Su casa siempre la mantenía pulcra y con un orden que rayaba en lo insano. Siempre colocaba las cosas para dejarlas en un orden perfecto en alineación, clasificación y ubicación. Siempre todo en su lugar y en su secuencia. 

Mi abuelita supo salir adelante a pesar de todas las vivencias que a mas de uno hubieran quebrado. Salio adelante a pesar de los abusos que sufrió  y de la discriminación de la que fue objeto por ser mujer (en una época donde la igualdad no era precisamente bien vista), por ser indígena, por ser pobre, o simplemente por tener un mal día. Por eso no creo en lo que me dicen que no se puede salir adelante siendo honesto. Por eso no me gustan las personas que ponen pretextos para no trabajar y buscar el camino fácil. O que con su actitud prefieren ser mantenidos. O que simplemente dicen que no se puede salir adelante por ser pobres, pero que ni siquiera lo intentan. Mi abuela me enseño con su vida y con su ejemplo que es posible ser humilde, honesto y pasar ante la vida con la frente en alto y llegar a la vejez con la tranquilidad que da el deber cumplido y la conciencia tranquila, y gracias a ese trabajo honesto y fuerte tener una vejez mas desahogada. El no deber nada a nadie. Estar en paz contigo mismo y con la vida. Por eso también me enseñó  a no juzgar, a no discriminar, a ser justo en ideas y en accciones, a trabajar duro por tus sueños y a "hacer el bien sin mirar a quien". Pues uno nunca sabe....

Tuve la fortuna de que me formaran dos mujeres: Porque el destino me quitó a mi padre siendo un niño, el mismo destino hizo que me criara con mi abuelita y con mi madre (tal vez algún dia escriba sobre esto), y por eso es que todo lo anterior cobró mucha relevancia para mi en mi formación como persona. Como mi madre trabajaba por el día y llegaba ya tarde, era con mi abuelita con quien iba a la escuela, comia y pasaba buena parte del día en general. Y aunque se que había gente que les decía que dos mujeres solas no podrían criar a un varón (Volvemos a los prejuicios de pueblo), creo que el tiempo les ha demostrado que estaban muy equivocados

Mi abuelita me quería mucho.  Y yo la quería a ella. Para mí, mi abuela fue mi padre y también mi segunda madre. Fue muchas veces mi cómplice y muchas más fue amplificadora de mi conciencia: cuando hacía alguna cosa indebida, su ejemplo me recordaba cómo debía ser. Yo agradezco a Dios por haberme dado la oportunidad de haberle dicho esto unos días antes de su muerte: que la quería mucho. No recuerdo cómo fue que comenzamos a platicar, pero le pregunté qué juguetes me ponían cuando yo era un bebé. Se puso a llorar. Me dijo que ellos eran muy pobres y que no tenían para comprarme mas juguetes. Alguien me contó que cuando niño me ponían en una caja de cartón grande y ahí me la pasaba, o amarradito con una correa para que no me escapara. Como se crían a los niños en el rancho. Le doy gracias a Dios porque quien me cuidaba era mi abuelita, que siempre lo hizo con mucho amor. Y así se lo dije: "Abue, la verdad eso no importa. Me criaste con cariño y eso importa mas que cualquier juguete. Te quiero mucho". Ya estaba postrada en la cama donde días mas tarde habría de partir. Acariciándole su pelo le besé la frente. Justo como me encantaría poder hacerlo ahora.

Gracias Dios por haberme dado a un ángel en forma de mi abuelita. Gracias por haberla puesto en mi camino, haber podido aprender de ella y haber podido sentir la calidez de su cariño y su ternura.

Gracias Abuelita Lupe. Hasta la eternidad: ahí nos veremos de nuevo algún día. Por lo pronto te digo lo que me decías cuando nos despedíamos, "Adiós, que te vaya bien. Que Dios y la Virgen te cuiden". Descansa en Paz.

jueves, febrero 16, 2012

Pirata...

De vez en cuando, algun conocido, compañero o amigo se sorprende ante mi visión de la piratería: Simplemente no la tolero. Y no la tolero porque considero que es una de esas cosas que si todo mundo entendiera las implicaciones y no las practicara, tendríamos un mundo mejor. Pero vayamos por partes.

Primero, partamos de la definición. Mas allá de lo que algun diccionario pueda referirnos sobre el concepto, para mi algo pirata es algo que ha sido copiado, duplicado, producido o explotado comercialmente sin autorización debida y (generalmente) entregando un producto de menor calidad que uno con autorización. Los ejemplos mas comunes: un CD o DVD conteniendo una película o álbum de música completo o una simple canción, una prenda de vestir que parece ser de una marca cuando no la es. Los menos recordados, pero mas peligrosos: aparatos electrónicos (que posiblemente no tienen las mismas pruebas de seguridad que uno original), bebidas adulteradas, medicinas apócrifas (nota: no confundir con medicinas similares o genéricas, que NO son piratas).

Veámos las cosas desde la perspectiva del consumidor: Y es aquí justo cuando empieza el punto mas obvio: ¿por qué he de estar interesado en adquirir algo que será mas barato, pero puede ser riesgoso para mi, y para los que me rodean? ¿vale la pena arriesgar a comprar algo en un lugar no tan confiable solo porque es mas barato, pero que potencialmente pueda dañar mi salud? - Para mí, simplemente no tiene sentido.

Luego, vayamos por el otro argumento: "Es que los originales son muy caros". Si se tratara de artículos de primera necesidad (Comida), tal vez aunque no estuviera de acuerdo, contara con mi simpatía. Después de todo, si bien no justifico, sí entiendo a quien no teniendo qué comer cede a la tentación de robar para saciar el hambre. Sin embargo, ¿es una prenda de vestir con logo apócrifo algo de primera necesidad? ¿Es una película algo indispensable para vivir? ¿Es una canción tan importante que no puedo prescindir de ella? - Creo que la mayor parte de las veces la respuesta es no. Peor aun: siempre hay alternativas legales para hacer las cosas: rentar una película, comprar una de bajo costo, o adquirir una prenda de ropa tal vez no de marca conocida, pero sí legítima. Tal vez no se pueda comprar una medicina de marca conocida, pero sí una de genérico intercambiable o similar ¿Qué hay en contra de eso? - Después de todo, que sea muy caro un auto Mercedez Benz o un Jet Privado, no es excusa para robarlo y/o intentar comprar una versión pirata

Después, viene el argumento de la cultura del "mas listo". Y es aquí cuando se pone fea la cosa, porque tal parece que nuestra sociedad ha lastimosamente evolucionado hacia premiar a quien burla la ley y no es detenido. Peligrosamente, no sé si se habían dado cuenta, de poco a poco hemos sido parte de fomentar la impunidad. "Nadie te vé, pásate el semáforo y así eres mas listo que los tontos que esperan por el verde", "Ve que aquel hizo una transa y nadie lo cachó: es muy listo", "¿Para qué soy tan idiota en pagar mas caro por la versión original de esto, cuando lo encuentro mas barato en versión pirata? ¡Yo soy mas inteligente!". El punto es que la distancia ni es mucha entre permitir este tipo de actitudes, y ser "mas inteligente" al encontrar un camino alternativo mas corto a las cosas, que no necesariamente es legal en otras áreas de la vida. Sin darnos cuenta, esto puede ser peligroso como sociedad al permitir comportamientos que claramente no son legales. Y como dice la Biblia: "El que es fiel en lo poco, ..."

Por otro lado, veamos el punto de vista de quien produce los bienes. En mi caso, he tenido la fortuna de haber sido autor de algunas cosas, desde piezas de software (programas de computadora), pasando por documentos y espero próximamente un libro. No son la fuente principal de mi ingreso, por lo que en algunos casos no he tenido problema ninguno en poner mi trabajo disponible de forma gratuita (aunque bien pude cobrar por eso). ¿Mi motivación? simplemente el trabajo lo hice por el placer de hacerlo. Pero cosa diferente hubiera sido si mi ingreso dependiera de ello: poco o mucho, sería mi derecho cobrar por el fruto de mi trabajo. Lo mismo sucede con los autores, intérpretes, artistas de obras de cualquier tipo: libros, canciones, películas. Ellos tienen derecho a percibir dinero por lo que trabajan ¿Que es mucho? - tal vez sí, pero volvemos al punto que así como ellos tienen el derecho de ponerle el precio a su trabajo, así el consumidor tiene el derecho de NO comprar si considera que el precio es alto. Después de todo, regresamos al punto que la mayor parte de estas cosas no son material de primera necesidad y hay alternativas económicas. O de plano no compro. Por ejemplo, a mí no me alcanza para comprar un Jet privado. Puedo reclamar que es muy caro, pero no me da derecho a robarlo o piratearlo: simplemente no lo compro.

Tal vez si todos recordaran o imaginaran el coraje que pudieron haber pasado cuando se esforzaron en hacer una tarea bien hecha en la escuela, un proyecto o una idea en el trabajo; y alguien mas presentó eso como propio y se llevó todo el reconocimiento, sin recibir crédito el autor, la cosa se entendería mejor. Tal vez si todos se pusieran en lugar del autor, la cosa se percebiría como es. Tal vez si la gente se diera cuenta que al permitir los pequeños quiebres a la ley (pasar el semáforo, estacionarse en doble fila, escapar de la responsabilidad, comprar un disco pirata), también podemos abrir la puerta a un quiebre mayor, las cosas serían diferentes...

Creo que todos, incluyendo quienes producen, distribuyen y venden piratería; podrían poner su talento y esfuerzo en cosas que pueden valer la pena

jueves, marzo 24, 2011

Red social

Debo decir que la película me impactó. La acabo de ver (rentada) y mas allá de la historia, los efectos, las actuaciones y cualquier otra cosa que pudiera tener la película como atributo, me impactó porque por un momento me hizo transportarme en el tiempo a la época de universidad: a la época donde los "nerds" no eran tan populares con las chicas, a la época cuando uno quiere cambiar el mundo, donde los sueños son el límite y las noches de "hacking" donde la coca cola al lado, la pizza como alimento y ocasionalmente el cigarro son los compañeros ideales...

Me hizo recordar el lado romántico de la profesión y (maldita sea) me hizo meterme en la introspectiva de pensar que todavía hace falta dar la contribución al mundo. Esa sensación de creatividad insatisfecha que se arremolina queriendo fluir, pero que por alguna razón simplemente no lo hace y se atora... Regresar, al menos mentalmente, a las épocas donde pensaba que trabajar por el día de mesero en algun restaurante de comida rápida desde que pudiera por las noches programar y "hacer hacking" eran lo suficiente para ser feliz, fué una sensación extraña...

Desafortunadamente, ahora las noches de hacking, pizza y coca cola no son algo que uno pueda hacer seguido, puesto que inclusive ya no son bienvenidas por una multitud de razones: desde la resistencia física hasta el llamado de la cordura, pasando por la reprensión de la familia y obviamente el sentido del deber. Sin embargo, todo eso no hace que no se extrañen...

Bien dicen que genio y figura hasta la sepultura, y si bien por ahora no estoy codificando, sí estoy escribiendo (a pesar de que hacía rato que no lo hacía): al fin y al cabo, otra manera de disfrazar el insomnio de creatividad y dejar aquí para el posterior disfrute propio (y el humor ajeno) estas líneas







martes, diciembre 28, 2010

Fin de la primera década del siglo 21

Por si no se dieron cuenta, ya se fué la primera década del siglo 21. Y se fué volando...

Sea como sea el conteo, sea que la década terminó en 2009 o termina ahora en 2010, ya se fué...

El tiempo pasa, y cuando se dan estos "límites" (como cuando uno cumple 30 años, o 20 o 40), siempre son momentos que invariablemente invitan a la reflexión echando una miradita al pasado y siempre con los ojos al frente y los sueños de cómo es el futuro que uno espera...

Década interesante, sin duda alguna...

miércoles, septiembre 15, 2010

¡Felicidades México!

Doscientos años de independencia son siempre dignos de celebrarse...

Sea porque se inició o porque se terminó, a estas alturas no importa tanto. Sea que realmente somos independientes, o todavia somos algo dependientes, no importa tanto. Al menos podemos llamarnos nación, aunque a veces algunos se avergüencen de ella a pesar de decirse propios. Al menos podemos sentir propia esta tierra, aunque sea para no cuidarla tanto como merece. Al menos podemos llamar compatriota al vecino, aunque a veces pareciéramos mas extraños que hermanos de sangre.

Al fin y al cabo esto es México: con su comida, sus costumbres, su arquitectura, sus paisajes, su música y su gente. Me siento orgulloso de ser de aquí, y me siento orgulloso de ser mestizo como la mayor parte de su gente... Parte indigena y parte quién sabe qué mas...

¡Felicidades México! - A tus 200 años (o casi 200 años) te ves muy joven, y tienes un gran futuro por delante. Espero en Dios tener la oportunidad de contribuir a que así sea...

miércoles, agosto 11, 2010

Donar... (o compartir con los demás)

La primera vez que decidí dar un juguete mío a alguien mas (o por lo menos la primera vez que lo recuerdo), fué cuando a instancias de mi madre, si la memoria no me falla, le regalé un carrito a control remoto a una persona que vino a pintar la casa de mamá, y nos dijo que su hijo quería un carrito así, pero que no tenía el dinero para comprarlo. El carrito, que en realidad de remoto no tenía mucho porque estaba alambrado, y entonces el "control" también tenía las baterías para alimentar el carrito, era un "transformable" que andaba sobre sus ruedas, pero también luego se convertía en "robot" que caminaba... era un juguete que quería mucho, que a mi mamá le había costado igual trabajo comprármelo porque en la casa el dinero no abundaba; pero en ese entonces creía que era mejor que alguien mas pudiera disfrutarlo... fué de esas cosas extrañas que a la distancia recuerdo, y mezclan una especie de nostalgia con satisfacción, y (aun a la distancia) algo de deseo de agarrar ese carrito (si lo tuviera) y ver si funcionaba...

En la vida a mi madre y mi abuela, responsables por mi crianza desde que mi padre falleció y tal vez desde antes, nunca sobró el dinero y por tanto no hubo abundancia en ningun sentido. Por mucho tiempo, segun la historia que a mis oidos llega por propios y extraños, las dos tuvieron que sacrificar mucho y trabajar arduamente para salir adelante. Pero esas circunstancias de vida jamás evitaron que siempre tuvieran la bondad de ser pródigas con las personas que les rodeaban. Siempre las ví, cuando la oportunidad se presentaba, ofrecer un plato de comida al vendedor que pasaba por la calle con facha de afligido o tal vez de hambriento, y que parecía traía el sol y la mañana a cuestas, además de su mercancía... Siempre vi a mamá ayudar al conocido o al desconocido en la medida que sus posibilidades le permitían, y esos ejemplos de primera mano siempre se me quedaron en la memoria y en mi conciencia...

No recuerdo tampoco cuándo fué la primera vez que doné ni cuándo. Recuerdo que en la universidad quise donar sangre, y no pude porque al haber sido víctima de la hepatitis cuando pequeño, quedaba imposibilitado como donador. Recuerdo que en alguna ocasión doné buena parte de mi salario de ese entonces a una organización de software libre, y mi tiempo colectando cosas para un bazar navideño para gente de escasos recursos. A lo largo de mis años, afortunadamente la vida me ha presentado mas de una oportunidad de ser útil y poder servir a los demás de alguna manera, y cada que tengo la oportunidad de donar, trato de hacerlo. No importa si son 10 minutos de mi tiempo o 10 pesos de mi bolsillo: con el tiempo me di cuenta que a veces importa mas la intención para volverlo práctica, que la "magnitud" de la donación en sí...

Lo curioso, es que cuando uno comparte la sensación que se tiene de haberlo hecho puede ser algo realmente adictivo, tanto que a veces me pregunto si uno dona por el compromiso, por ayudar a los demás; o si el donar es mas bien un acto medio egoista y lo hacemos por lo bien que se siente el hacerlo, y entonces es por satisfacción propia. Honestamente, es una pregunta que todavía no puedo responderme, y es que ante el peso de la sonrisa, los agradecimientos y las bendiciones expresadas por quien recibe dejan a uno dudando quién es el mas beneficiado...

Sea como sea, una cosa es cierta: si todo el mundo diera un poquito de sí a los demás, este mundo sería muy diferente...

jueves, julio 08, 2010

Más rapido y mas fácil...

¿Por qué a la gente le gusta de pronto tener todo mas rápido y mas fácil? - Veamos: Pérdida de peso con solo tomar pastillas. Recuperar la salud con solo tomar pastillas. Saber el futuro con llamar a un número. Encontrar al amor de tu vida llamando a un número. Obtener un título universitario solo pagando. Evitar pagar algo que se debe, buscando otra manera...

¿Qué pasa? El valor de hacer ejercicio, cuidar la salud, tener oportunidad de sorprenderse, disfrutar la vida, adquirir conocimiento y experiencia, reprenderse por los actos malos cometidos está perdiendo el valor...

Lo malo, es que esa actitud luego "permea" mas de lo debido cuando se comienza a creer que es normal y entonces pasa de ser algo excepcional a algo cotidiano: te vuelves perezoso, complaciente y corrupto sin que te des cuenta, hasta cuando ya es tarde de mas...

Después de todo, es ese deseo de hacerse rico de la noche a la mañana y con minimo esfuerzo lo que mueve a delincuentes a dedicarse al crimen, por ejemplo. Pero como dice el dicho: lo que rápido viene rápido se va, y si alguien obtiene mucho dinero de la noche a la mañana, lo mas seguro es que acabe sin él, dado que no tiene la preparación suficiente para mantenerlo, provocando que luego vuelva a intentar obtener dinero fácil...

Y si se ponen a pensar, es lo mismo que le pasa a alguien que busca ser saludable "fácilmente", o verse mejor "facilmente": luego eso no dura, viene la frustración, se intenta de nuevo, se consigue hasta que el efecto pasa y entonces va de nuevo... Un círculo vicioso que casi nunca acaba bien...

No me mal entiendan: a mi tampoco me gusta desgastarme innecesariamente. Pero si hay algo que me enseño la vida, es que la experiencia y la fortaleza que te da el esfuerzo, es tan o mas importante que el resultado de lo que conseguiste con él...

Por eso prefiero hacer ejercicio para mantenerme saludable, aunque me cueste mas trabajo. Por eso prefiero tener la disciplina para aprender algo nuevo, aunque me cueste mas trabajo. Por eso prefiero también estar lo mas conciente que puedo sobre lo que hago. No es fácil, no siempre se puede y a veces se cae en la tentación... pero siempre es satisfactorio voltear para atrás y ver que el camino se disfrutó tanto como el resultado...

miércoles, junio 16, 2010

Inicio del mundial fuera de casa...


Segundo mundial de Futbol consecutivo que me toca comenzar fuera de casa. Hace 4 años (Alemania 2006) me tocó comenzarlo en Tel Aviv. En aquella ocasión me acompañaron Guto y Kris a un bar en Tel Aviv (Mike's Place, tristemente famoso por haber estado envuelto en un ataque terrorista años atras) a ver el partido inaugural entre Costa Rica y Alemania.

Ese año, como "práctica" en mis viajes hacia Centro y SudAmérica estuve comprando las camisas de las selecciones de los países que estarían yendo a la copa: Brasil, Ecuador, Costa Rica entre otros. A la inauguración del partido decidí llevarme la camisa de Costa Rica, claro; apoyando al equipo latinoamericano que estaba en ese momento jugando. Habiendo varios alemanes ahí, y siendo yo el único que vestía la camisa costarricense, fué mas o menos normal el que la televisión se acercara con nosotros y nos comenzaran a entrevistar: de simples expectadores pasamos a un status de fama temporal ahí (los clásicos 5 minutos que dicen todo mundo tiene en algun momento).

Ahora la historia se repite: Me tocó recibir el mundial en el aeropuerto de Perú, esperando el vuelo de regreso a casa. Esta vez, con algunos amigos de Chile y Argentina (equipos que igual estban en el mundial), pero con el sabor especial de ser el equipo que abría la competencia teniendo enfrente como rival nada menos que al anfitrión SudAfrica. Mi pronóstico de 1:1 se hizo presente, cosa que venía de pensar que el anfitrión es siempre complicado por su condición de local y por el apoyo de la gente, pero además del nervio que seguro a mas de uno ("conociendo a mi gente", como se dice por acá) le habrá dado solo por estar ahí. A fin de cuentas, los mexicanos somos muy emocionales y esto para bien o para mal, se suele reflejar muchas veces en ocasiones como esta... Sustos de vez en cuando, desepero temporal con el gol en contra, alegría con el gol del empate, esperanza con la actuación del equipo, toda una mezcla de emociones que acompañaron ese momento...

En fín, ya pasó. Quizá un momento solo para el anecdotario que será contado a los nietos una y otra vez en su momento, como suelen hacerlo los abuelos... pero de esas experiencias que vale la pena vivir. ¿Quién sabe? - tal vez en cuatro años el ignaugural me toque tenerlo en vivo. Siendo en Brasil, no es nada descabellado. Pero solo Dios dirá...

miércoles, marzo 31, 2010

El cáncer, a dos años...

"No puedes andar en la calle así" me dijo el médico Internista cuando vió mis placas de Rayos X, después de haber dado un rápido vistazo a mis análisis de sangre. "Tienes que irte a un hospital ahora mismo. Si no tienes nada mejor qué hacer, entonces vete de aquí mismo al hospital. Puedes tener una neumonía muy grave o bien pudiste haber tenido un infarto pulmonar. Un neumólogo debe revisarte lo antes posible y hacerte estudios para determinar qué está pasando y darte tratamiento hospitalario. Esto no puede tener tratamiento ambulatorio. Tienes suerte de poder andar caminando por la calle...". Ante tal explicación, no me pude mas que quedar algo triste, algo confundido y un poco asustado también.

Todo me comenzó el miércoles 27 de febrero de 2008. Me subí a la caminadora, pues había determinado que quería correr la Carrera de Imágen, el 13 de abril. Comenzar desde febrero me daba casi las 8 semanas necesarias para seguir parte del entrenamiento de 10K que quería poner en práctica esta vez. No habiendo entrenado con regularidad los últimos 3 meses (gracias al maratón Guadalupe-Candelaria, mas que Guadalupe-Reyes) , creía que podría estar listo si me preparaba a conciencia y con suficiente tiempo. Había corrido el viernes 25 de febrero por 30 minutos una distancia de 4.5 Kilómetros en Villahermosa, por la mañana; así que no estaba tan mal a nivel del mar. Sin embargo, así que me subí a la caminadora después de haber hecho calentamiento por 10 minutos, me comencé a sentir muy fatigado a los 5 minutos de haber comenzado a correr. Algo muy extraño. A los 10 minutos tuve que parar para caminar por otros 10 minutos. Bajé de la caminadora, me sentí extremamente fatigado, con cuerpo cortado (dolor en todo el cuerpo), y sintiendo mucho frío, como si tuviera fiebre. Me fuí a la cama así. El jueves estuve con el cuerpo adolorido, pero aun así fuí a desayunar con un amigo, estuve en un evento de un distribuidor y por la tarde estuve con mi jefe discutiendo de varias cosas. El viernes seguí mal, pero comencé con tos y a escupir sangre al toser, tuve fiebre de nuevo y en general pensé que me había contagiado de una infección de los mil diablos. Tomé un Tempra y quedé como nuevo, tomando la decisión de sí hacer un viaje que hasta ese momento estaba considerando suspender...

El sábado fuí a visitar a mi madre y a mi abuelita. Diana y yo nos fuimos por avión a Tampico y de ahí renté un coche a Naranjos (hora y media de camino). Todo con puntos, claro (para algo tiene que servir que uno este viajando como esclavo todo el tiempo :) - Hasta la mediodía me sentí bien y por la tarde tanto Diana como yo nos sentimos mal. Yo con los mismos sintomas de fiebre, ahora tos, cansancio y escupiendo sangre al toser. Fuimos al doctor (ante la insistencia de Diana) y me diagnosticaron una infección en el pulmón y me recetaron Cefalexina y Parecetamol.

De regreso a México fuí a confirmar el diagnóstico con un doctor aquí: el diagnóstico fué el mismo. Estuve así por 4 días mas y luego fuí con otro doctor. que igual me dijo todo no pasaba de una neumonía básica que podía cuidarme en casa, reposando. La insistencia de Diana me hizo sin embargo ir a ver a otro doctor con quien tenía cita, pero pensaba cancelar: el doctor Internista que me dijo que fuera al hospital a ver a un neumólogo. Ahora creo que esa decisión salvó mi vida.

Para resumir en pocas líneas lo que ocurrió después, lo diré así: Efectivamente tenía una neumonía. El médico neumólogo me mandó hacer estudios y resultó que aparte tenía una masa entre pulmón y corazón. El 31 de marzo me hicieron una cirugía exploratoria para ver qué era esa masa. A principios de abril me dijeron que tenía cáncer. Un seminoma (cáncer de testículo), que por alguna razón se me había alojado entre el corazón y el pulmón.

¿Qué siguió? - el neumólogo (Dr. Nava) me recomendó con una oncóloga, la Dra. Torrecillas. En paralelo, David me consiguió una consulta con un conocido de su suegra y Pedro consiguió que mis estudios los vieran amigos de su esposa. Todo mundo con pronósticos optimistas, a Dios gracias. La Doctora que me trató, fué optimista igual: 75% de oportunidad de curarme. Y me aferré a esto. Fueron 5 meses de quimioterapias que no fueron fáciles, en particular para mi familia... Gracias a Dios todo salió bien, y ahora a dos años de distancia parece que todo es casi ya un recuerdo, y no necesariamente amargo...

La verdad es que tuve mucha suerte: el cáncer era curable por quimioterapia, el seguro de gastos médicos cubrió mi tratamiento, descubrieron todo muy a tiempo, estaba en buena condición física debido a que practicaba deporte, siempre estuve rodeado del cariño y el apoyo de mi familia y de mi ahora esposa. Estuve siempre acompañado de oraciones de gente de casi todo el mundo, literalmente. Y Dios, siento que jamás me abandonó. Por qué puso esto en mi camino es todavía no muy claro para mí, pero me siento agradecido porque me permitió descubrir muchas cosas que eran en realidad lo mas importante para mí, y creo que estaba de cierto modo olvidando... Y como siempre he dicho, mejor a mí que a alguien mas que no tuviera esta suerte. Mejor ahora que cuando por alguna razón o por otra, no pudiera yo lidear con esto. Bien dicen que Dios jamás te pone una carga mas grande que la que puedas llevar, y creo que es cierto. Antes bien, me siento agradecido porque creo que mi carga ha sido ligera hasta ahora...

¿Lecciones? - Muchas. No dejes a un lado lo verdaderamente importante: los amigos, la familia, Dios por sobre todo. Hay que vivir la vida ahora, porque nadie sabe qué le espera el mañana. Como lo decía un amigo israelí: "Esto no es un ensayo". Paga todas tus deudas (y no me refiero solo al dinero) siempre... si te vas, que el saldo no sea deudor para que juicio no sea demasiado servero. Haz el bien ahora y siempre: nunca sabes cuándo una oración por tí puede comfortar tu alma....

Gracias a todos los que en su momento se enteraron de esto, y elevaron una oración por mí. Nombrar a todos y cada uno sería un ejercicio quizá demasiado redundante y cansado para el lector, pero cada uno sabe que tiene en mi corazón mucha gratitud. A los que me llamaban cada cierto tiempo para ver cómo iba, a los que me dejaron un mensaje, un e-mail, un SMS. A los que hicieron oraciones por mí. A los que me visitaron en el hospital y en casa. A todos, mi mayor gratitud desde lo mas profundo de mi corazón...

¿Qué sigue? - Estar en constante revisión... al menos por un poco mas. Hasta ahora la cosa va bien, y quiera Dios qué así siga. Sigo pensando que si Dios me dejó un tiempo mas aquí ha de ser por algo. Todavía no sé el por qué, y a veces me intriga. Sin embargo me queda mas que claro que igual y jamás lo sepa. Sea lo que sea, solo espero cumplir del modo que el Señor espera que yo cumpla...

jueves, febrero 18, 2010

¿Día del Amor Comercial?

¿Por qué sólo el 14 de febrero se ha de celebrar el amor y la amistad? - Me gustaba mucho antes regalar algo este día, pero cada año caigo mas en la cuenta que esto es mas comercial que nada: ¿cuántas rosas, tarjetas o serenatas serán vendidas este día? ¡Uy!

Mejor celebrar el amor siempre, con un beso y/o un abrazo a las personas que amas. Mejor celebrar la amistad siempre, con una sonrisa franca y amable. Mejor celebrar el amor siendo mejores con nuestro prójimo y la amistad siendo mejores con nosotros mismos. ¡De veras! - porque cada vez caigo mas en la cuenta que tenía mucha razón aquel viejo comercial de la PROFECO (Procuraduría Federal del Consumidor): "Regale afecto, no lo compre"...

Por lo pronto, a todos mis amigos... ya saben que no necesito decirles que cuentan conmigo... y que les mando un fuerte abrazo no el 14, sino un poquito después ;-)

lunes, enero 25, 2010

Hasta la vista amigo


Hace hoy una semana que recibí la noticia: Mi amigo Jaime había pasado a mejor vida. Un accidente. Una vida truncada. ¿Explicaciones? - Ninguna que en verdad entregue las respuestas a las preguntas que todo mundo se hace ¿Por qué él? ¿Por qué siendo tan joven? ¿Cómo es posible? - Respuestas que ni siquiera llegan a ser truncas, pues aún el comenzar a plantearse una se antoja ilógico. Ante esto, la aceptación de que una inteligencia mayor que la nuestra sabe lo que es mejor para cada uno de nosotros y por qué ocurren las cosas, es la única respuesta que cabe en mi cabeza... Mas sobre todo, si como dijo su hermana, se pudo haber evitado si es que hubiera usado el cinturón. Malditos "hubiera"...

Me duele esto, no solo por la cercanía que me unía con Jaime por haber trabajado un par de años junto a él y verlo con bastante frecuencia, la suficiente para conocerle y apreciarle; sino porque era una buena persona. Sé que esto suele decirse siempre cada que se va alguien, sin embargo en el caso de Jaime sí era así. Todo mundo lo quería, y él tenía una sonrisa siempre para todo mundo. No importaba qué tan mal fueran las cosas, siempre tenía una sonrisa para todos. Siempre...

Todavía vino a visitarme cuando estaba enfermo. Trajo unos chocolates para mí. Las cosas no iban de lo mejor para él en la época, pero aun así tenía amor de sobra para compartir y comfortar a los que estaban al rededor de él. ¡Quién lo iba a decir!

Gracias Jaime por haber compartido con nosotros mucha de la alegría que Dios te dió en espíritu. Te tenga el a su lado y en su Gloria... Dejas en muchos corazones su huella: la huella de una amistad, de alguien que iluminó con su cariño y su afecto nuestras vidas, una memoria y un recuerdo imborrable.

lunes, octubre 12, 2009

¡Bien Señor Presidente!

Tenía amigos en Luz y Fuerza del Centro. Pero creo que disolverla fué lo mejor que se pudo haber hecho...

¡Qué irónico! - los "trabajadores" (aunque no todos, claro) que ayer no hacían caso al pueblo a quien cobraban tarifas de mas y eran indiferentes a las demandas de un mejor servicio, ahora piden la simpatía del mismo pueblo a quien ayer no hicieron caso...

¿Que esto es por privatizar LyFC? ¿Quién en su sano juicio compraría un negocio que pierde dinero y donde no hay mecanismos para poder levantar la productividad!

Claro, no faltará (y no falta) quiénes digan que esto es injusto, que los empleos se pierden y que esto estuvo mal. PArcialmente tienen razón: quizá no fué la mejor manera y es una pena que se hayan perdido empleos, pero es que también no había de otra.... Es necesario que se acaben los cotos de corrupción donde la productividad no existe, y esto le cuesta al país...

¡Bravo señor Presidente! - Mi pregunta es ahora, ¿cuál sigue?

jueves, septiembre 17, 2009

¡Viva México!

Amo mi país. No sólo porque aquí crecí, sino porque son pocos los sitios donde aparte de México me hubiera gustado nacer. Soy de aquí, y lo dicen no sólo mi pasaporte, mi modo de hablar y el color de mi tez. Lo dice cada una de las fibras del corazón que laten mas fuerte cuando escucho el nombre de México, veo ondear mi bandera o escucho mi Himno Nacional. Lo dice cada una de mis venas por donde corre la sangre que con gusto daría por defender la tierra donde el cielo se ve como en ningún otro lado y el aire huele a este aroma especial.

Amo mi país. Lo dice mi paladar cuando degusta una cochinita en Yucatán, un pescado sarandeado de Sinaloa, un mole negro de Oaxaca, un cabrito al Pastor en Monterrey, una torta ahogada en Guadalajara, un pozol de Chiapas, o un chile de nogada en Puebla. O un zacahuitl de mi huasteca querida que me ha visto nacer....

Amo a mi país. Y lo dicen también mis pulmones cuando se ensachan para cantar al ritmo de mariachi o entonan una canción ranchera.Lo dicen mis piernas cuando quieren saltar de alegría a bailar un son jarocho, una cumbia norteña o un pasito duranguense, aunque sean muy torpes al hacerlo.

Amo a mi país. Lo sienten mis ojos cuando contemplan un atardecer en Isla Mujeres. Cuando el sol se levanta al lado del Cerro de la Silla. O cuando la mañana inunda mi nariz con olores a tierra mojada, a flores y a hierbas verdes en la Huasteca Veracruzana que me vió crecer. Cuando el canto de las primaveras y el vuelo de las chuparrosas se entrelazan en un concierto que me hacen sentir vivo y agradecido por contemplar aquí estas maravillas.

Amo a mi país. Y a los amigos que son hermanos de aventuras y de fiesta. A la gente de sonrisa franca y corazón tan grande que ofrece su amistad y su cariño al forastero y al vecino.

Amo mi país. Y agradezco haber subido al pie de los volcanes mientras mi mano acaricia la escarcha y la nieve que se posa sobre ellos. La postal del Pico de Orizaba y la quietud de Laguna de Tamiahua. La vista del Cerro de la Silla y la arena de la Riviera Maya.

Amo mi país. Y me siento orgulloso de esta tierra y de mi gente. De los Voladores de Papantla. De la Danza de los Viejitos. Del Aguila sobre el Nopal que devora una serpiente. Del Tajín y de Teotihuacán. De Xochimilco y de Chapala.

Amo mi país. Amo este México lindo y querido. Lleno de música, de folklore, tradiciones y gastronomía. De amigos y de aventura. De mujeres lindas y de hombres valientes. Tierra de sabios y de guerreros. Tierra de mestizaje y tierra de encuentro.

Amo a mi país. Gracias Dios mío por haberme permitido nacer mexicano...

sábado, agosto 15, 2009

La vocación

¿Cuándo es cuando decides lo que quieres hacer (y ser) el resto de tu vida? ¿En qué momento sucedió exactamente que diste el paso de convertirse de ser una persona a ser “el arquitecto”, “el portero”, “el doctor”, “el taxista”, “el ingeniero”, “el panadero”, “el licenciado” o “el plomero”?

Si nos preguntamos esto, y si nos ponemos a analizar quiénes somos ahora, nos daremos cuenta que muchas veces no reconocemos el impacto que tiene nuestra profesión en nuestra vida como todo: en nuestra vida personal, en nuestra vida espiritual, en nuestra vida familiar inclusive. Sin embargo, nuestra profesión nos define en más de un sentido. A tal grado que cuando dejamos de hacer lo que regularmente hacemos para ganarnos la vida o para hacernos de un ingreso adicional, el sentimiento de pérdida puede ser grande. Un cambio de empleo, significa algo mas que un cambio en la manera en como obtienes ingresos para pasar a tener un impacto directo en tu vida: tu tiempo libre, tus amigos, tus hobbies, cuánto duermes y hasta cuánto ves a tu familia…

Es por esto que, en mi humilde punto de vista, es súper importante que amemos lo que hacemos. Que sea lo que sea la actividad con la cual nos pagamos la escuela, llevamos pan a nuestra mesa y ahorramos para cumplir nuestros sueños (y por qué no, también algunos caprichos) sea algo que no nos cueste trabajo realizar. Y no me refiero a que el esfuerzo invertido en la actividad sea poco, sino que disfrutemos haciendo lo que hacemos. En caso contrario, gran parte de nuestra vida (no solo la parte profesional) pierde gran parte de su sentido y de su sabor.

En mi caso, decidí que quería ser lo que ahora soy alrededor de los once años. En realidad no. Antes de eso quería ser bombero, marinero, peleador profesional y montón de cosas mas. Pero a la edad de once años determiné (gracias a un tío mío que estudiaba un bachillerato tecnológico, que en ese entonces llevaba una materia de programación) que quería estar cerca de las computadoras. De la tecnología. Sabía (aunque no a ciencia cierta el “cuánto”) por boca de mi tío, que para eso necesitaba entender de matemáticas, de física y no sé de cuántas otras cosas mas, y decidí que ese sería mi sueño: algún día trabajar con computadoras. Por eso trataba de “entender” mas que simplemente “aprender” al momento de que estaba en una clase de la escuela que sabía algún día podría servirme para conseguir mi sueño. Todo eso, en la época de los 80, era adornado por las películas y los programas de televisión donde mostraban a los equipos de cómputos como grandes aparatos que hablaban, lo sabían todo (desde la infancia de un criminal hasta la manera de comandar una nave para viajar en el tiempo y el espacio) y tenían muchos foquitos que encendían y apagaban. Quería algún día poder operar y construir algunas de esas. Me llamaba la atención cuando algún técnico en electrónica venía a revisar o a reparar la vieja consola tocadiscos de mi madre y de mi abuela. Era yo quien siempre quería abrir los radios (y claro, nunca me dejaban). Y eso afirmaba mas mi sueño todavía.

Hace años que, con algo de decepción (y esperanza, después de ver películas del corte de Terminator y Yo Robot, donde dan mucho para reflexionar sobre el tema de la Inteligencia Artificial ), es que me doy cuenta que las computadoras no son como las mostraban en la televisión. Sin embargo, para mí al día de hoy siguen siendo mi vida. Y mas allá de mi vida profesional, parte ya íntima de mi vida personal. Me apasiona hacer lo que hago. Lo disfruto. Y por eso es que siempre digo que Gracias a Dios tengo la bendición de que me paguen por hacer lo que me gusta. Y por eso no se me hace pesado.

Es para mí muy triste cuando veo a alguien haciendo algo que no le gusta. Porque no tuvo otra opción (aunque eso a veces es difícil creer) o bien porque está frustrado con la vida. Sin embargo es mas triste todavía ver cómo muchas veces los chicos que todavía están en cursos secundarios, poca preocupación ponen en lo que van a estudiar, en lo que se van a formar y que en el cabo de algunos años (que se pasan muy rápido) pasará a ser su actividad cotidiana, lo que los definirá como individuos y determinará (no en todo, pero sí en mucho) qué tantos de sus sueños se cumplen. Duele saber que a veces en mi México hay gente que “calienta” el asiento y no aprovecha la educación gratuita que el Estado ofrece, cuando en otros países es muy caro; y cuando hay gente que quisiera estar ahí pero no puede por mas de alguna circunstancia. Y cuànta gente estudia la universidad, para darse cuenta que perdió tiempo valioso que podría haber aprovechado tomando mas experiencia en negocios, en pintura, en los deportes o en algo que realmente disfrutaba y donde podía aprovechar mejor su talento y su energía…

Como decía mi madre (y lo he oído de boca de mucha gente a lo largo de mi vida): “No importa si eres barrendero o doctor, pero tienes que ser el mejor”. Pero no se puede ser el mejor si no lo disfrutas. Es por esto que la vocación es importante…

Y después de ver este vídeo (http://www.youtube.com/watch?v=_tjYoKCBYag) me es claro también que nunca es tarde para decidirse a ser lo que se quiere ser y no importa tampoco si alguien alguna vez te dijo que no podías o bien si ya fallaste alguna vez. Complementando esto con lo que oí de un amigo hace no mucho, “Esto es tu vida. Esto no es un ensayo . Solo se vive una vez”, y la conclusión es que mas vale que hagamos lo que amamos. Ahora…

sábado, julio 18, 2009

Virginidad por Internet

¿Hasta cuándo se es virgen? ¿Hasta que se deja de creer en Papa Noel, Santa Claus o los Santos Reyes?¿Hasta que ves tu primer video pornogràfico? ¿Hasta que tienes tu primera relación sexual, aunque sea por Internet? ¿O acaso eres virgen hasta que ves el primer blog de una prostituta, aunque jamás hayas tenido sexo?

Y ahora con el Internet, ¿hasta cuándo conservan los niños la inocencia? - Siempre he defendido la tesis de que Internet es solo un medio mas para la pornografía, como lo son la Televisión o las revistas. Que quien busca, encuentra. Y quien no quiere ver, simplemente lo va a ignorar. Pero ahora, con esto de que ya hay sexo por Internet (y que conste que no es tan nuevo el concepto de "sexo a distancia" pero sí el de "sexo virtual"). ¿Esto cuenta para perder la virginidad?

No es que quiera darme en soldado del decoro o las buenas costumbres, pero creo que a medida que conceptos antes tabu se van abriendo, y nuevos caminos quedan listos para traernos mas información; también hay mas espacio para crear confusiones, en una re-definición de los conceptos que hasta hace un par de décadas, tenían siglos de funcionar de una misma forma. Y uno tiene que preguntarse este tipo de cosas...

Trabajar ya no es necesariamente ir a un edificio en particular y realizar alguna función dentro de la organización por dicho edificio alojada. Ahora tenemos el Tele-trabajo. Ir de compras puede hacerse desde la comodidad de un navegador como el FireFox o el Internet Explorer. Charlar (o mejor dicho "chatear") con alguien involucra una comunicación bidireccional donde nuestros labios pueden no abrirse, nuestros oídos no han escuchado mas que el golpeteo de las teclas y sin embargo la conversación ha existido.

¿Y la virginidad entonces? - Digo, no es que a mis mas de tres décadas de edad me importe mucho la clasificación, pero al momento que uno vaya al confesionario ¿Es pecado si mientras revisaba los logs de un equipo de seguridad por Internet observas una sesión de chat del encuentro de una pareja (dejemos si era legítima o no por un lado) por Internet? ¿Cuál es la definición de esto?

La tecnología ha tenido en definitiva un impacto mayor en nuestras vidas. Sí, ha redefinido la forma de trabajar y relacionarnos. Esto ya lo sabíamos. Quizá también nos obligue a replantearnos otros conceptos...

viernes, julio 03, 2009

Mi Abue...

Hay personas que te dejan marcado de por vida. Un maestro. Un amigo. Tu pareja. Tus padres. Siempre hay alguien. Y siempre hay mas de uno... Yo, a Dios solo tengo que agradecerle el haberme puesto en el camino tantas personas de quien he aprendido tanto...

Una de esas personas que para mí han significado mucho en mi vida ha sido mi abuela. No sabe leer ni escribir. Pero ha escrito mas historias en las páginas del libro de la vida de mas de alguna persona. No sabe leer, pero es imposible que uno pueda estar en frente de ella sin que la expresión del rostro delate lo que tiene uno por dentro.

Aspera a veces. Dulce siempre en su alma. Amable en el trato. Dura ante la adversidad. Alegre en la sonrisa franca que revela una nobleza de quien no debe nada, porque siempre su conducta ha sido recta. La vida la forjó en el fuego donde cuece a los que mas temple tienen. Nunca la ví rendirse. Ante nada. Viniendo de una familia en lo extremo humilde, aprendió desde temprano el valor del trabajo y la honradez. Desde siempre la rectitud que la mantiene altiva aun en los momentos difíciles, le ha acompañado. Pasó por todo: desde una separación, una vida de zozobras, discriminación, un mundo que no siempre entiende que no todo es perfecto y color de rosa para todos. Aun así, supo educar a sus hijos y de ella obtuve yo mucha sabiduría y muchos consejos. Soy lo que soy ahora, gracias a la crianza que medieron mi madre y mi abuela. Sin mi abuela, estoy seguro que no estaría ni sería lo que soy hoy. Para bien o para mal.

Hace algunas semanas ella pasó por una de las pruebas mas difíciles por las que pudo pasar alguien. Tras varias complicaciones, tuvieron que hacerle una amputación. Es una operación que todos dicen es muy dolorosa. Sufrió mucho, pero al final, a Dios gracias, con ese mismo tesón que le ha caracterizado toda la vida, salió adelante. Y aunque en la cama del hospital a veces me parecía que se hacía mas diminuta -para su talla de por sí pequeña-, tanto que se perdía entre las sábanas; al momento de salir me parece que se veía mas grande y mas entera que nunca. No hay adversidad que la pueda doblar. Es increíble. No estoy seguro si yo hubiera podido pasar con su misma entereza todos los problemas por los que ella ha pasado.

De mi abuela aprendí a no comer en público, pues uno no sabe si quien está pasando por la calle tiene para comer el día de hoy. De mi abuela aprendí que cuando se tiene algo, hay que compartir, no importa si a quien compartes jamás le volverás a ver. "La pobreza es fea, y cuando uno está abajo, casi nadie le mira para compartir algo" solía decirme de pequeño, mientras servía un plato de comida para ofrecerle a algun vendedor que pasaba por la casa ofreciendo mercancía y se veía cansado. De ella aprendí que la honradez vale mucho mas que todo el dinero del mundo. Que pobre no significa sucio, ni indecoroso. Que rico es mucho mas que solo tener dinero. Que la gente no se califica por sus ropas, por su instrucción, su forma de hablar, su origen o por su posición; sino por la nobleza de sus acciones e intenciones. Que el mundo es tan bonito como el canto de un pájaro por la mañana o como su jardín lleno siempre de flores, a las que tanto quiso y siempre tanto cuidó.

Mi abuela. Como la abuela de muchos, alguien a quien el tiempo le enseñó tanto, y tanto o mas fué lo que nos compartió... - La mía, para siempre una madre, mi maestra y mi guía.

El voto. Tu voto. Tu derecho... y también obligación.

Todo mundo habla del voto en estos días. Como ocurre siempre antes de alguna elección. Que si el criterio para elegir por quién sufragar, que si el voto en blanco. Que si los partidos o los candidatos. Que si el voto duro, útil o el bien pensado. Que si el abstencionismo o no.

Como sean las cosas, lo cierto es que ahora que tenemos en México una vida política bastante delicada y tantas nubes en nuestro horizonte, lo peor que podemos hacer es no ir a votar; en mi humilde punto de vista.

¿Para qué? - pues para que al menos nuestra voz sea escuchada por uno de los (pocos) canales que tenemos disponibles al día de hoy como sociedad para expresarnos. Internet es uno de ellos. Nuestros 5 minutos de fama en TV, radio o prensa son otro. El Graffitti (que igual no comparto) es otro. El voto es uno mas, que tenemos que aprovechar.

Me sorprendió saber por ejemplo que personalidades como Guillermos del Todo (director de películas como Cronos, Hellboy, El laberinto del Fauno) que actualmente vive en Nueva Zelanda, en entrevista de radio con Loret de Mola comentó que haría lo posible en venir a México para emitir su sufragio. Por cierto, el mismo Loret de Mola que en un programa de televisión concedió que él siempre votaba para invalidar su voto (posición con la que no estoy de acuerdo, pero al menos hace valer su derecho a expresarse).

Quienes dicen que en cada elección se juega el futuro del país, me parece que no están equivocados.

Sí, es un asunto delicado. Y a veces es mas fácil dejar que las cosas "simplemente pasen" sin tomar responsabilidad en lo individual del destino que tenemos como sociedad en lo colectivo. Sin embargo, es momento de que, con una tasa de educación mas alta, también tengamos una sociedad mas desarrollada poco a poco, que aprenda a emplear los (pocos o muchos) vehículos de expresión que la democracia pone a su disposición.

En lo personal, por motivos de trabajo quizá no pueda emitir mi sufragio. Pero haré todo lo posible, todo lo que esté a mi alcance, por ir a cumplir con ese compromiso, al cual tengo derecho por el simple hecho de vivir en un estado libre y soberano. Libertad y soberanía que infelizmente en ocasiones no sabemos aquilatar. Y como nadie cuida lo que no es propio, los que no sienten suyo este pais no ven la manera de cuidarlo... Ojalá esto cambie. Nada me agradaría mas como ciudadano mexicano que este 5 de julio el abstencionismo fuera el mínimo en unas elecciones concurridas, limpias y ordenadas... ¿Utopía? - Tal vez. Pero se vale soñar ¿No?

sábado, mayo 23, 2009

Ecologia en la producción, no solo en el consumo

Cuando pensamos en prácticas ecológicas, lo primero que nos viene a la cabeza es quizá que "debemos ahorrar agua" o que "debemos ser mas concientes en el uso de los recursos", y en general acciones que vienen mas bien del lado del consumidor o del usuario de un bien o un servicio.

Sin embargo, hay un poder oculto que tenemos como consumidores que pocas veces aprovechamos: el favorecer compañías, productos y servicios, que toman la ecología no solo ofreciéndonos productos bio-degradables o amigables de algun modo al medio ambiente, sino que además toman en cuenta esa amistad con el medio ambiente en sus procesos tanto para diseñar un producto como al manufacturarlo.

Lo pongo con un ejemplo: Recuerdo mucho que en mis clases (primaria o secundaria, la verdad ahora no lo tengo muy presente) decian de las baterías (de las pilas, pues) que eran un "medio barato y ecológico para conseguir elecricidad". Eran de esos conceptos que el profesor te decía y debías memorizar para pasar el exámen después. Y en realidad, la sentencia es cierta si tomamos en cuenta el *uso* del producto, pero deja de serlo si tomamos en cuenta que para fabricar dicha pila fué necesario un costo y un cierto impacto al medio ambiente: es ahí donde está la fórmula.

Cuando consumimos, a últimas fechas las campañas ecológicas en todos lados nos han vuelto (directa o indirectamente, a conciencia o quizá inconcientemente) mas informados sobre el impacto de nosotros como consumidores en el medio ambiente. Poco a poco será el turno de ir un poco mas allá y, ahondando un poquito en la cadena de producción de bienes y servicios, comenzar a favorecer a aquellos que desde la concepción del producto toman en cuenta que es importante el impacto al medio ambiente...

viernes, mayo 08, 2009

Ignorancia y Miedo

Si cualquiera de nosotros pudiera viajar en el tiempo unos 500 años para atrás llevando con nosotros un par de dispositivos electrónicos que hoy día normalmente llevaría un turista o algún campista que no se quiere sentir fuera del mundo, digamos, un iPod, una laptop, una càmara de video, una cámara fotográfica digital y un celular (o un walkie talkie, para no hacerlo dependiente de las antenas fijas); y mostrara esto a las gentes de entonces, quizá sería catalogado de mago o de brujo, segun las creencias, el humor y el conocimiento de a quien fuera esto mostrado; con el consecuente reconocimiento como gran mago o bien con el castigo ("¡Quémenlo en leña verde!") si fuera tildado de brujo. Y el castigo sería, mas por el miedo y el desconocimiento de la gente que vería tales "maravillas" (o "cosas del mal") que por las las malas artes, propiamente dichas, del susodicho viajero del tiempo.

Y es que ante lo inexplicable, nuestra naturaleza humana nos lleva a indagar o a temer. Y aunque gracias a la gente inquisitiva hoy tenemos un nivel de vida bastante confortable y ellos debemos los avances (y quizá algun que otro retroceso) que la ciencia y la tecnología han traido a nuestras vidas; la gente que teme sigue siendo todavía el grueso de la población...

Esto viene a la mesa, ahora que está tan de moda la Influenza A H1N1 , que antes de esto, a alguien le dió por llamar "Influenza porcina" originalmente...

Me tocó, por azares del destino, estar en medio de un curso siendo impartido en la Ciudad de México, donde estaban mas de 35 personas de diferentes países de las Américas (desde Canadá hasta Argentina), cuando el jueves 23 de abril anuncian que suspenden las clases en las escuelas del país por un nuevo virus. Yo ni enterado estaba hasta que esa mañana, encontré las calles de la ciudad demasiado despejadas para ser jueves y ser las 7 horas. Cuando llego al sitio del curso me dicen que un día anterior había salido el presidente anunciando esto. De inmediato, dado que era parte de la responsabilidad vigilar por el bienestar de la gente convocada al curso, fué escuchar los comunicados oficiales y las noticias. Que si ya había no sé cuántos infectados. Que era un virus para el cual no había cura ni vacuna. Que se cerraban sitios públicos. Que iban a suspender vuelos. Que había que usar cubrebocas y tomar otras precauciones sanitarias... Esto dió al traste con una salida a las ruinas arqueológicas de Teotihuacán y una salida al Tenampa, que estaban planeadas. El curso terminó un poco antes de tiempo debido a esto.

Mientras tanto, las noticias seguían fluyendo: que si había muertos. Que si habían encontrado tratamiento. Que no saliéramos de casa...

A la siguiente semana (en realidad, 5 días después de ese jueves) el lunes 27 tenía calendarizado salir de viaje a Estados Unidos por trabajo. La gente con cubrebocas en la calle. Poca gente en el aeropuerto. Las encuestas en el aeropuerto de México antes de abortar preguntando por síntomas de la Influenza. El aviòn casi vacío. Llegando a Estados Unidos todo luce normal. Una periodista nos entrevista a mi y a un colega canadiense de la compañía donde trabajo sobre cómo está México. Allá las noticias son que el país está paralizado, y da la impresiòn que piensan que hay gente muriendo por todas partes...

Pasan los días y regreso a casa. Para ir colectando historias de Paranoia de todos lados. Que nuestro amigo de regreso a Chile salió entrevistado en la TV. Que si alguien de Costa Rica fué puesto en cuarentena (por si acaso). Que los mexicanos fueron puestos en cuarentena en China sin siquiera tener síntomas. Que si países deteniendo vuelos directos de México. Que si aquí esto o allá aquello.

Y es que, viéndolo en retrospectiva (aun ahora que la emergencia no ha pasado en su totalidad), quizá sobre-reaccionamos. Al menos estoy feliz porque con todo, creo que el gobierno de México actuó responsablemente ante lo desconocido. "El Miedo no anda en burro" reza el dicho y es verdad. Ante el desconocimiento de los alcances del problema y el temor a algo mas grave, procedieron a cancelar la vida pública en México por un poco mas de una semana, con consecuencias graves desde varios puntos de vista (desde el económico hasta el estigma de ser etiquetados en otros países), pero sin duda alguna mucho menos graves si el virus efectivamente hubiera sido tan malo como originalmente pensaron que era...

De otros lados, países cancelando vuelos directos de México cuando si alguien quiere moverse a otro lado, quizá sea mas fácil hacer escala en algun lado antes de llegar ahi (Miami, San José de Costa Rica o Panamá para ir a Centro o Sur América), o puede presentar "el segundo pasaporte" que se mucha gente tiene, dado que cuentan con doble nacionalidad. La gente temerosa de comer carne de cerdo (independientemente si sea buena o mala) por temor a infectarse del virus cuando los alimentos no eran una via primaria de infección (como sí lo eran secreciones o contacto directo entre personas). O sea, medidas que no servían de nada. Medidas inútiles pensadas en producir una falsa sensación de seguridad. Medidas que fueron tomadas por ignorancia de cómo se esparcía el virus y sus alcances. Medidas tomadas por el miedo de no quedar entre las estadísticas de infectados. Medidas comprensibles de cierto modo, con un modo de proceder entendible visto desde otro ángulo; mas sin embargo medidas inútiles al final.

Y por último, para ponerle la cerecita al pastel, no faltaron (como siempre) los de la teoría de conspiración: que si esto fué planeado, que si hay un complot detrás (como si no fuera suficiente ya con los "complo's" de hace no mucho), que si hay mano negra o gran hermano atrás de todo esto. No tengo datos para decir si fué o no fué. Pero creo que nadie los tiene. Pero usar la técnica del avestruz escondiendo la cabeza (aunque parece que nadie ha visto hasta ahora un avestruz enterrando la cabeza) para ignorar el problema o bien pretender que es inventado o es culpa de alguien mas y no hacer nada; no es la mejor manera de afrentar el problema, sobre todo cuando hay evidencias que efectivamente sí hay un problema detrás.

Trabajando en seguridad en cómputo, no puedo dejar de ver cómo los conceptos básicos de seguridad no cambian, independientemete si hablamos de virus informáticos o virus biológicos. Es fácil ver dónde pueden estar las fállas y al final del día, el eslabón humano sigue siendo el mas débil en la cadena de seguridad. Y esto no es fácil de remediar sin la debida educación. No dejo de pensar en la analogía de cuando alguien descubre que su máquina está siendo atacada, procede a desconectar todo de inmediato, sin pensar que eso puede ser mas dañino que el ataque per-se.

Mientras aprendemos, seguiremos viendo, escuchando y sintiendo las consecuencias de esto. La Ignorancia y el miedo que son alimentados por nuestro instinto de preservación. Está en nuestra naturaleza humana. Está en mí. Está en la mayoría. Hasta que eventualmente aprendamos a dominarlos con educación y un pensamiento analítico. Si es que algun día llegamos a hacerlo...

martes, abril 14, 2009

Agua

Sí. Tan simple. Tan común. Tan preciosa... El Agua.

La semana pasada, varias colonias de la Ciudad de México quedaron sin agua por varios días. ¿El motivo? - Mantenimiento del sistema de distribución de Agua Potable. En el edificio donde vivo, igual tuvimos el recorte. Afortunadamente la Cisterna y los tinacos ayudaron a sentir el problema solo sábado y domingo, en lugar de sentirlo de jueves a domingo como debía haber sido si no tuviésemos tinacos/cisterna. Aun así, hubo mas de un día en que al abrir la llave, no caía ni gota. Y es imposible dejar de reflexionar sobre el caso...

Todo mundo sabe (o debería saber) que menos del 2% del agua del mundo es dulce, y menos de que eso es potable. Que realmente tenemos poca, y que parece que se está acabando. No conozco de estadísticas, y la verdad no sé si confiar del todo en las que llegan a mis manos. Pero sé de dos ríos que pasaban cerca de donde crecí: ahora uno de ellos ha desaparecido y el otro está muy menguado. Sé que en la ciudad donde crecí, cuando era niño nunca sufrimos de falta de agua. Y que desde hace mas o menos 10 años, en época de sequía (la canícula, mas o menos entre mayo y agosto), se tiene que racionar el agua teniendo servicio solo un par de días a la semana. Se que los mantos acuíferos, de acuerdo a estadísticas oficiales (que suelen ser mas bien conservadoras y optimistas) se están deteriorando... Una vez mas, no sé con presición de las estadísticas. Ni necesito saberlo. Lo siento y lo vivo: El agua se nos acaba...

Por eso es que desde hace tiempo, en mi firma de correo electrónico (de la cuenta que mas uso, la de Google), siempre recuerdo : "¿Hoy qué haz hecho para ahorrar agua? ". No sé si alguien siquiera lo haya notado. Pero no importa esto. Sino que en realidad se lleve a la práctica cada vez que se pueda.

Esos días que estuvimos sin agua, me di cuenta (una vez mas) de cómo con un poquito de agua puedes lavarte las manos. Cómo un vaso de agua es suficiente para lavarte la boca. Cómo puedes ahorrar agua de muchas formas, tan simples, tan sencillas; y que solo requieren un poquito de voluntad... Y como en muchas cosas (evitar contaminación, poner en práctica el civismo, etc.), la acción individual es la que mas impacto puede tener, tanto en el corto como en el largo plazo.

Pensar en un mundo sin agua ¡Caray! - Sin electricidad, pues hasta todavía... nuestros antepasados se la ingeniaron para vivir sin ella. Pero, ¿Sin agua? - Religión, Deporte, Estética, Gastronomía, Poesía, Salud, Ingeniería, Romance... Todo necesita del agua... En toda actividad humana está presente...

Por si acaso, mas vale cuidarla ahora. No sea que nos arrepintamos después... Porque definitivamente si algo no me gustaría, es que la historia acabara como la triste (y por ahora ficticia, y Dios quiera jamás se haga realidad) Carta Escrita en el 2070. ¿Ya la leìste? - Si no, léela o escúchala... mejor hoy que después...

Y tú, ¿Hoy qué haz hecho para ahorrar agua?

lunes, abril 06, 2009

El Regreso...

Casi un año sin "Bloggear" como es debido...

Seguro que uno de mis dos lectores sabe la razón, y el otro no la sabe... pero 2008 fué un año muy difícil para mí. En febrero comencé a enfermarme de lo que pensé era una simple tos, luego un resfriado agudo. Luego resultó ser neumonía y el 31 de marzo de 2008 me hicieron cirugía a un tumor que me descubrieron (casi por casualidad), para dos semanas después decirme que el tumor era maligno. En otras palabras, tenía cáncer. Un seminoma (cáncer de testículo) pero en el pecho...

En dos meses pasé de estar corriendo de 25 a 35 minutos tres veces por semana, a estar en una cama después de una cirugía, donde no podía valerme por mí mismo para comer, ni siquiera para ir al baño. Por dos días tuvieron que bañarme en la cama, porque no podía levantarme. Y después, recuperado mas o menos de esa cirugía, a comenzar con quimioterapias...

Quizá posteriormente describa con mas detalle lo que pasé; pero por ahora basta decir que por Gloria y Gracias de Dios, puedo decir que al parecer estoy curado. Desde Agosto del año pasado estoy en "remisión", lo cuál significa que al parecer el cáncer se fué y ahora sólo estoy en seguimiento cada dos meses...

Fué una experiencia difícil, pero enriquecedora. Doy Gracias a Dios que me tocó a mí y ahora. Fué a mí y no a álguien con más edad o alguien que no podía atenderse. Fué ahora, que estoy relativamente joven, y que por estar ejercitándome estaba en líneas generales en buena salud. Fué a mí, que tengo familia y amigos que estuvieron siempre pendientes de mí. Mi madre, mis tíos y tías, mis compañeros de trabajo, mis amigos... y sobre todo, a alguien que estuvo conmigo de principio a fin: una mujer maravillosa a la que hoy llamo mi esposa. Todos ellos siempre con una sonrisa, con una palabra de aliento, con un mensaje. Recibí mensajes literalmente de todas partes del mundo. Desde Israel o Brasil hasta el vecino de al lado. Doy gracias a Dios porque me hizo recapacitar sobre las cosas que realmente valen la pena en esta vida, y porque me hizo sentir el cariño de tanta gente. Nunca olvidaré a la gente que hacía oración por mí...

Me enteré también de tantas historias que no acabaron tan bien como la mía... Me hace sentir mas afortunado todavía. A mí no me dieron 6 meses. A mí me dijeron que tenía 60 a 70% de posibilidades de salvarme. Y opté por eso. Aunque nunca tuve la duda que con Dios a mi lado, esto acabaría bien. Acabara como acabara... y que si Dios quería, acabaría sano, como finalmente fué.

Si lee estas palabras alguien que está pasando por algo difícil; jamás dudes que Dios está contigo. Que la gente que está a tu lado física o espiritualmente no te dejará caer. Entiende que las cosas tienen una razón para suceder, que a veces nuestra razón no entiende, pero siempre todo sucede por algo.

Si conoces a alguien con cáncer, no lo abandones. A veces cuando uno está enfermo así quiere aislarse. A veces también tanta atención cansa. Uno también se deprime. Uno también se harta. Y es comprensible que la gente que está al lado de uno se desespere también. Las quimios no son nada fáciles. Pero se puede salir de esto. Cuando me dijeron, antes de mi primeria quimio, que sería muy feo, lo primero que pensé fué "hubo gente que ya pasó por esto, ¿por qué yo no podría?". Y ahora que estoy del otro lado, parece nada...

Y bueno, ya pasó. A Dios gracias pude celebrar mi cumpleaños... pude acabar 2008 con una sonrisa en los labios. Y eso fué un gran regalo para mí.

Todavía no sé qué espera Dios de mí, que me hizo pasar por esta experiencia. Por lo pronto lo glorificaré mas, intentaré estar mas cerca todo el tiempo de la gente que amo, e intentaré hacer mas felices a los que no siempre tienen una mano al lado suyo... por ahora eso. Después, Dios con el tiempo me lo indicará...