miércoles, marzo 31, 2010

El cáncer, a dos años...

"No puedes andar en la calle así" me dijo el médico Internista cuando vió mis placas de Rayos X, después de haber dado un rápido vistazo a mis análisis de sangre. "Tienes que irte a un hospital ahora mismo. Si no tienes nada mejor qué hacer, entonces vete de aquí mismo al hospital. Puedes tener una neumonía muy grave o bien pudiste haber tenido un infarto pulmonar. Un neumólogo debe revisarte lo antes posible y hacerte estudios para determinar qué está pasando y darte tratamiento hospitalario. Esto no puede tener tratamiento ambulatorio. Tienes suerte de poder andar caminando por la calle...". Ante tal explicación, no me pude mas que quedar algo triste, algo confundido y un poco asustado también.

Todo me comenzó el miércoles 27 de febrero de 2008. Me subí a la caminadora, pues había determinado que quería correr la Carrera de Imágen, el 13 de abril. Comenzar desde febrero me daba casi las 8 semanas necesarias para seguir parte del entrenamiento de 10K que quería poner en práctica esta vez. No habiendo entrenado con regularidad los últimos 3 meses (gracias al maratón Guadalupe-Candelaria, mas que Guadalupe-Reyes) , creía que podría estar listo si me preparaba a conciencia y con suficiente tiempo. Había corrido el viernes 25 de febrero por 30 minutos una distancia de 4.5 Kilómetros en Villahermosa, por la mañana; así que no estaba tan mal a nivel del mar. Sin embargo, así que me subí a la caminadora después de haber hecho calentamiento por 10 minutos, me comencé a sentir muy fatigado a los 5 minutos de haber comenzado a correr. Algo muy extraño. A los 10 minutos tuve que parar para caminar por otros 10 minutos. Bajé de la caminadora, me sentí extremamente fatigado, con cuerpo cortado (dolor en todo el cuerpo), y sintiendo mucho frío, como si tuviera fiebre. Me fuí a la cama así. El jueves estuve con el cuerpo adolorido, pero aun así fuí a desayunar con un amigo, estuve en un evento de un distribuidor y por la tarde estuve con mi jefe discutiendo de varias cosas. El viernes seguí mal, pero comencé con tos y a escupir sangre al toser, tuve fiebre de nuevo y en general pensé que me había contagiado de una infección de los mil diablos. Tomé un Tempra y quedé como nuevo, tomando la decisión de sí hacer un viaje que hasta ese momento estaba considerando suspender...

El sábado fuí a visitar a mi madre y a mi abuelita. Diana y yo nos fuimos por avión a Tampico y de ahí renté un coche a Naranjos (hora y media de camino). Todo con puntos, claro (para algo tiene que servir que uno este viajando como esclavo todo el tiempo :) - Hasta la mediodía me sentí bien y por la tarde tanto Diana como yo nos sentimos mal. Yo con los mismos sintomas de fiebre, ahora tos, cansancio y escupiendo sangre al toser. Fuimos al doctor (ante la insistencia de Diana) y me diagnosticaron una infección en el pulmón y me recetaron Cefalexina y Parecetamol.

De regreso a México fuí a confirmar el diagnóstico con un doctor aquí: el diagnóstico fué el mismo. Estuve así por 4 días mas y luego fuí con otro doctor. que igual me dijo todo no pasaba de una neumonía básica que podía cuidarme en casa, reposando. La insistencia de Diana me hizo sin embargo ir a ver a otro doctor con quien tenía cita, pero pensaba cancelar: el doctor Internista que me dijo que fuera al hospital a ver a un neumólogo. Ahora creo que esa decisión salvó mi vida.

Para resumir en pocas líneas lo que ocurrió después, lo diré así: Efectivamente tenía una neumonía. El médico neumólogo me mandó hacer estudios y resultó que aparte tenía una masa entre pulmón y corazón. El 31 de marzo me hicieron una cirugía exploratoria para ver qué era esa masa. A principios de abril me dijeron que tenía cáncer. Un seminoma (cáncer de testículo), que por alguna razón se me había alojado entre el corazón y el pulmón.

¿Qué siguió? - el neumólogo (Dr. Nava) me recomendó con una oncóloga, la Dra. Torrecillas. En paralelo, David me consiguió una consulta con un conocido de su suegra y Pedro consiguió que mis estudios los vieran amigos de su esposa. Todo mundo con pronósticos optimistas, a Dios gracias. La Doctora que me trató, fué optimista igual: 75% de oportunidad de curarme. Y me aferré a esto. Fueron 5 meses de quimioterapias que no fueron fáciles, en particular para mi familia... Gracias a Dios todo salió bien, y ahora a dos años de distancia parece que todo es casi ya un recuerdo, y no necesariamente amargo...

La verdad es que tuve mucha suerte: el cáncer era curable por quimioterapia, el seguro de gastos médicos cubrió mi tratamiento, descubrieron todo muy a tiempo, estaba en buena condición física debido a que practicaba deporte, siempre estuve rodeado del cariño y el apoyo de mi familia y de mi ahora esposa. Estuve siempre acompañado de oraciones de gente de casi todo el mundo, literalmente. Y Dios, siento que jamás me abandonó. Por qué puso esto en mi camino es todavía no muy claro para mí, pero me siento agradecido porque me permitió descubrir muchas cosas que eran en realidad lo mas importante para mí, y creo que estaba de cierto modo olvidando... Y como siempre he dicho, mejor a mí que a alguien mas que no tuviera esta suerte. Mejor ahora que cuando por alguna razón o por otra, no pudiera yo lidear con esto. Bien dicen que Dios jamás te pone una carga mas grande que la que puedas llevar, y creo que es cierto. Antes bien, me siento agradecido porque creo que mi carga ha sido ligera hasta ahora...

¿Lecciones? - Muchas. No dejes a un lado lo verdaderamente importante: los amigos, la familia, Dios por sobre todo. Hay que vivir la vida ahora, porque nadie sabe qué le espera el mañana. Como lo decía un amigo israelí: "Esto no es un ensayo". Paga todas tus deudas (y no me refiero solo al dinero) siempre... si te vas, que el saldo no sea deudor para que juicio no sea demasiado servero. Haz el bien ahora y siempre: nunca sabes cuándo una oración por tí puede comfortar tu alma....

Gracias a todos los que en su momento se enteraron de esto, y elevaron una oración por mí. Nombrar a todos y cada uno sería un ejercicio quizá demasiado redundante y cansado para el lector, pero cada uno sabe que tiene en mi corazón mucha gratitud. A los que me llamaban cada cierto tiempo para ver cómo iba, a los que me dejaron un mensaje, un e-mail, un SMS. A los que hicieron oraciones por mí. A los que me visitaron en el hospital y en casa. A todos, mi mayor gratitud desde lo mas profundo de mi corazón...

¿Qué sigue? - Estar en constante revisión... al menos por un poco mas. Hasta ahora la cosa va bien, y quiera Dios qué así siga. Sigo pensando que si Dios me dejó un tiempo mas aquí ha de ser por algo. Todavía no sé el por qué, y a veces me intriga. Sin embargo me queda mas que claro que igual y jamás lo sepa. Sea lo que sea, solo espero cumplir del modo que el Señor espera que yo cumpla...

2 comentarios:

AMATLAN dijo...

Martin: Gracias a Dios que te encuentras bien; cuando mi papa me comento al repecto -y esto por que tu mama en una de las reuniones sindicales de los jubilados que tuvieron se lo hizo del conocimiento- me lo platicó..., me quede de a 'seis'..., no lo podia creer, sin embargo tambien me dijo que al parecer era curable, creo que esto era cuando tu andabas en tus citas con el medico y te habian dicho que podias curarte con quimios. Enhorabuena, me alegro por que tu situcion de salud sea ya fuera de peligro. Amigo, Dios te está dando la oportunidad de que sigas con la construccion de su reino aqui en la tierra, debes de aprovecharla. Recibe muchos saludos de mi parte y por ultimo dejame desearte una buena y feliz Pascua de Resurreccion, estamos a pocas horas de recibir a Cristo resucitado... Atte: Enoc

Everth dijo...

Martin,
Que fuerte noticia pero de verdad no sabes lo que me alegra que estes bien. Te mando un abrazo!! -Everth